1933. Potsdam. Einstenturm


 














Querido abuelo Joaquín,

Un día lluvioso de agosto de 1994 mi amiga
Sybille me llevó en su Kawasaki a visitar el 
mítico observatorio astronómico dedicado a
Einstein en Potsdam. Recorrimos los 25 kilómetros
desde Berlín hasta la milenaria y hermosa ciudad de
Potsdam y al llegar empezó a llovernos fuerte.
Bajar el pequeño prado rodeado de hermosos árboles
hasta llegar al edificio bajo la lluvia fue un vivencia
personal que jamás olvidaré.

Un beso,
R

Comments