1810. Alessandria. Casa Littoria















Querido Albert,

(...)
Era una gran plaza abierta, y había olor de existencia.
Un olor a gran sol descubierto, a viento rizándolo,
un gran viento que sobre las cabezas pasaba su mano,
su gran mano que rozaba las frentes unidas y las reconfortaba.
(...)

(Vicente Aleixandre-En la Plaza)

Abrazos,
R











Comments