Friday, July 24, 2015

1210. Durango, Paseo de Ezkurdi
















Querido José Ramón:
"Querido Dios mío:
quiero dejarte esta pequeña piedra, esta pequeña piedra que no
había entre todo lo que Tú hiciste; ahora esta pequeña piedra
rompe tu soledad, lo único que la rompe como a un gran vidrio
en el que dibujaste todos los planetas y todas las especies de
chucherías que creaste en el Universo y que fueron incapaces
jamás de decirte una sola palabra. Que sigan caminando todas
las constelaciones y los minerales aparentemente más obstinados
como hombres, y las yerbas más difíciles, que lo harán como
cuando Tú los dejaste de tu mano. ¿A ti qué te importa ya eso,
qué interés tiene para Ti ya todo este conocido y ciego
desarrollo? Pero he aquí que yo, desde esta pequeña piedra,
te entiendo, te descubro y te reconozco y te agrego y te
acompaño. Ahora sí que estás contento. Desde esta pequeña
piedra, yo también, Dios mío, soy feliz y estoy llorando de
alegría verdadera. Pensando en Ti hago esta pequeña piedra.
¿Dónde está el río ahora, ese desesperado río que me empujaba
hacia la muerte porque podía desocuparme de Ti? Ahora que
venga ese río y que mueva esta pequeña piedra, y no podrá."
(Jorge Oteiza- Androcanto y sigo)

Agradecido
R

No comments:

Post a Comment