Wednesday, February 12, 2014

984. Restaurant Wildschut, Hilversum

















Tito,

Ahora que te has ido te escribo para agradecerte todo
el cariño y la dedicacion que me ofrecistes cuando era
niño. Nunca podre olvidar nuestros interminables paseos
por la ciudad para que tu fotografiaras con tu sempiterna
camara Voigtländer una y otra vez los mismos monumentos
que tanto admirabas mientras yo te servia de infinitamente
paciente modelo. Uno de nuestros lugares favoritos incluia
una ria artificial donde podiamos alquilar un bote a remos que
tu pilotabas mientras me seguias hablando de tu mundo.
Mi niñez estuvo pues inspirada por tus historias llenas por
igual de crudo realismo y completa fantasia, que a mis ojos
infantiles les parecia misteriosamente indistinguibles.

Un beso muy fuerte de tu sobrino preferido.
Abraza a los abuelos de mi parte.
R

No comments:

Post a Comment